Florian Tudor, alias “El Tiburón”, presunto líder de la mafia rumana, así como dos presuntos integrantes de la organización, fueron vinculados a proceso por supuestamente ordenar realizar más de 5 mil 500 operaciones irregulares de disposición de efectivo en cinco estados del país, las cuales alcanzaban hasta 14 mil pesos cada una.  

De acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR), Florian TudorCosmin Adrián N. y Alin Gabriel S., ordenaron dichas operaciones en la Ciudad de MéxicoQuintana RooYucatánEstado de México e Hidalgo.  

En audiencia de continuación, la FGR presentó los datos de prueba para que el juez de control decretara dicha vinculación, así como la medida cautelar de prisión preventiva y fijara cuatro meses para la investigación complementaria.  

El pasado 5 de junioTudor, fue trasladado del reclusorio Norte en la Ciudad de México, al penal del Altiplano, Estado de México. El presunto líder de la organización delictiva cuenta con una suspensión que evita su extradición a Rumania, ni sea deportado o expulsado del país.  

En marzo de este año, jueces del tribunal de Bucarest, en Rumania, concedieron una orden de aprehensión contra el empresario a quien se le ha relacionado con la llamada mafia rumana, dedicada a la clonación de tarjetas bancarias en destinos turísticos de México.  

“El Tiburón” permanecerá en prisión preventiva y seguirá en el penal del Altiplano, luego de ser detenido con fines de extradición por la petición de Rumania para detenerlo y enviarlo a ese país donde es acusado de intento de homicidiochantaje y creación de un grupo criminal, hechos por los que seis de sus colaboradores fueron condenados a penas de entre tres y 10 años de prisión.