Por las lluvias de temporada el río Nexapa ubicado en el municipio de Izúcar de Matamoros presentó una creciente, lo que podría afectar al menos a 300 habitantes que se asentaron a la orilla de la zona federal.

Protección Civil del municipio de Izúcar de Matamoros expuso que se mantiene alerta ante la creciente del río.

El río atraviesa desde la junta auxiliar de La Galarza hasta San Juan Raboso y su desbordamiento amenaza alrededor de 300 viviendas edificadas a orillas de la corriente del agua.

El director de Protección Civil del municipio, Juan Miguel Campos, informó que los puntos más vulnerables son la barranca Santa Cecilia, la colonia La Joya, Lázaro Cárdenas, Nueva Era y la calle Agustín Verdín.

Ante las lluvias atípicas, los fuertes vientos y la actividad eléctrica, se ha monitoreado constantemente el comportamiento del río Nexapa. Juan Miguel Campos también invitó a los ciudadanos a mantenerse al tanto de los comunicados oficiales que pudieran surgir por la crecida de la corriente de agua.