En lo que denominó “una labor de integración política”, a partir de este viernes, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta informó que se reunirá con alcaldes electos en municipios de Puebla, además de diputados locales y federales que ganaron las elecciones el pasado 6 de junio.

La primera reunión se dio el 8 de junio con Eduardo Rivera Pérez, quien hasta ese momento no tenía aún no tenía su constancia de mayoría, pero sí amplia ventaja en la elección de presidente municipal de Puebla contra la morenista Claudia Rivera Vivanco.

Este miércoles las visitas privadas en Casa Aguayo empezaron con nueve diputados locales electos, todos de Morena.

Al respecto, Luis Miguel Barbosa señaló que se reunirá con los alcaldes de donde hay certeza en los resultados y aclaró que “el hecho de que se reúnan no significa que si están en un proceso de impugnación van a tener una solución favorable en el litigio”.

“No, no. Yo me deslindo de eso. Yo tengo que provocar un ambiente de tranquilidad política en el estado”, dijo el mandatario.

El gobernador prepara un recorrido estatal en diversos municipios para que antes de que concluyan sus periodos se reúna con los presidentes municipales salientes.

“Me reuniré con alcaldes electos y con los salientes (…) estoy planeando una serie de visitas municipales, reuniones con alcaldes, como se los dije. Hay que hacer buena política y esa es mi labor. Me voy a reunir con legisladores y legisladoras electos, tanto locales como federales, de todos los partidos y con alcaldes electos de todos los partidos, pero también los que salen”, comentó.

En su mensaje, presumió llevarse “bien con todos” y que tiene “esa naturaleza de tener contacto con toda la gente”.