El Partido Revolucionario Institucional creció en votación y se fortaleció en gobiernos municipales con la coalición Va por Puebla, aunque el PRD no aportó la votación que se esperaba y la militancia del PAN no votó por el PRI, dijo  el dirigente estatal del tricolor, Néstor Camarillo Medina

En el programa Ante la Corte, de e-consulta, el dirigente y ex alcalde de Quecholac admitió que fue un error de los partidos no ir en coalición en todo el estado, ya que se dividió el voto en distritos y municipios que juntos habrían ganado de forma contundente.

A la vez reconoció que el rechazo de la propia militancia priísta y panista a la alianza se mantuvo hasta el día de la elección, lo cual se tradujo en una votación diferenciada que benefició a Morena.

Quedó a deber bloque opositor

Camarillo Medina admitió que el llamado bloque opositor “no cuajó” como se proyectaba, ya que solo ganaron nueve diputaciones locales y cuatro federales, pero ninguna de ellas para las siglas del PRI.

Además reconoció que en municipios hubo una mezcla de candidaturas comunes que dividieron el voto al no replicar la coalición total.

“Hoy te lo tengo que decir, en esta autocrítica que es sana. Sí, hay que reconocer; y lo digo sin temor a equivocarme y con mucha responsabilidad: sí perdimos triunfos importantes que pudimos haber ganado”, sentenció.

A decir del dirigente, de haber ido en coalición por las presidencias municipales se habrían ganado las diputaciones federales y locales de Huauchinango, Zacatlán, Acatlán y San Martín Texmelucan.

Voto dividido y diferenciado

Al igual que la dirigencia estatal del PRD, la del PRI consideró que le afectó el voto diferenciado, ya que la votación se concentró en el PAN por ser la fuerza más competitiva y porque encabezó la mayoría de las candidaturas.

Camarillo Medina reprochó que sus aliados no ayudaron a concretar la narrativa de votar parejo por los tres partidos, así que la militancia panista solo votó por el PAN, mientras que la priísta votó por el PRI, pero también por el PAN, de ahí que el blanquiazul se vio fortalecido.

Esto también lo atribuyó a la inconformidad de las militancias, pues hasta ahora persiste la rivalidad entre priístas y panistas, mientras que al PRD le reprochó que no aportó la votación que se esperaba.

De lo perdido, lo ganado

Ahora con una curul como diputado local plurinominal, el dirigente priísta sostuvo que con todo y sus defectos la coalición Va por Puebla fue positiva para el PRI, ya que aumentó su votación con respecto a 2018 y, en conjunto con PAN y PRD, gobernará al 60 por ciento de la población del estado.

Aunque el PRI actualmente gobierna 76 municipios en solitario y a partir de octubre lo hará solo en 19, Camarillo Medina dijo que ahora son municipios más grandes e importantes, con mayor población y presupuesto.

De la votación dijo que en 2018 el tricolor obtuvo en Puebla 396 mil 894 votos y el pasado 6 de junio alcanzaron 447 mil 147, es decir, 50 mil votos más.

En el plano nacional, recordó que hace tres años solo se tuvo 8 por ciento de votación y ahora el 18 por ciento, lo cual vio como un avance, pero no mencionó que este año disminuyó la participación ciudadana con respecto a 2018.

“No me voy a justificar. Perder es perder, incluso por un voto, pero quiero destacar el crecimiento del partido que hubo en solo tres años, incluso la gente que se fue hoy está regresando”, presumió.

Va por ratificación y arremete a críticos

Con estos resultados confirmó su aspiración a ser ratificado en la dirigencia del partido para un periodo estatutario, ya que actualmente solo es delegado en funciones de presidente estatal.

Señaló que deja su futuro en manos del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), que definirá si lo ratifica o convoca a una elección interna en la que también pueda competir.

El exalcalde aprovechó para arremeter contra priistas críticos que ahora exigen su renuncia por no ganar ningún de los distritos que encabezó el PRI.

Sin dar nombres, amagó con “exhibir” a quienes no hicieron campaña con el partido y se quedaron “escondidos y guardaditos en sus casas a ver una serie de Netflix”.