Uno de los diamantes más grandes del mundo fue hallado el pasado 1 de junio por Debswana, una empresa de Botsuana formada por el Gobierno del país africano y la firma internacional De Beers.

Botsuana reveló este miércoles 16 de junio que el diamante pesa 1.098 quilates y que es señalado como el tercero más grande del mundo.

“Se cree que es el tercer hallazgo de calidad de gema más grande del mundo”, afirmó Lynette Armstrong, directora ejecutiva de la compañía.

Además se informó que la “piedra rara y extraordinaria significa mucho en el contexto de los diamantes” para Botsuana y “trae esperanza a una nación que está luchando”.

La joya fue presentada por el presidente Mokgweetsi Masisi en Gaborone, la capital de Botsuana, es también la más grande que ha sido recuperada por la compañía.

El mayor diamante conocido es el "Cullinan", de más de 3.100 quilates, descubierto en Sudáfrica en 1905.

El segundo, de 1.109 quilates, fue hallado en 2015 en la mina de Karowe, al noreste de Botsuana, primer productor africano de diamante.