Tres de los custodios detenidos por la fuga de un reo en el Cereso de San Miguel fueron liberados tras decretarse auto de no vinculación a proceso, en tanto que los otros 13 trabajadores del penal, además del director y del civil que entró como visita, quedaron sujetos a proceso por el delito de evasión de presos.

Durante una audiencia maratónica que terminó la madrugada de este martes, fuentes al interior del Centro de Justicia Penal de Puebla informaron que el juez Aarón Hernández Chino determinó decretar la libertad únicamente de tres personas por no haber elementos de participación en la fuga de Felipe Hernández Tlatelpa, alias El Pirulí.

Se trata del custodio Luis Alberto Solís Jiménez, el cual a través de su defensa logró acreditar que el día de la evasión él no estaba de turno. Su aprehensión fue cumplimentada por los agentes de la Fiscalía General del Estado en su casa y no en el penal, como ocurrió con el resto de los custodios.

Las otras dos personas que fueron liberadas son Amalia Ortíz Xicale y María de los Ángeles Ortíz Tapia, que  tampoco pudieron haber participado en la fuga del detenido ya que los hechos ocurrieron en el área varonil del penal, zona en la que ellas no ejercían ninguna actividad de custodia.

En contraste, el juez de control dictó auto de vinculación a proceso en contra de Jorge Gómez Torres, director del penal de San Miguel; el subdirector Octaviano Hernández Zaragoza; el coordinador de seguridad, Armando Díaz Bello; Alfonso Ramírez Gutiérrez, jefe de grupo de la Policía Procesal.

El mismo fallo se dictó en contra de los custodios identificados con los nombres de José Luis, Enrique, Guillermo, Carlos Alfredo, Florencio, Brasil, Alejandro, José Juan, Roberto Carlos y Juventino; además del civil de nombre Antonio.

Estos 14 trabajadores penitenciarios y el civil deberán permanecer en el Cereso de Tepexi de Rodríguez durante todo el tiempo que dure el proceso penal en su contra, esto a pesar de que los abogados de varios de ellos trataron de argumentar que podrían llevar su proceso en libertad.

Cabe señalar que los familiares de los detenidos permanecieron afuera del Centro de Justicia Penal hasta que concluyó la audiencia, además de que ayer realizaron una manifestación bloqueando ambos carriles de la 11 Sur para exigir la liberación de los custodios.

Fue el pasado domingo 6 de junio cuando del Cereso de Puebla logró escapar Felipe Hernández Tlatelpa, alias El Pirulí, aprovechando que al menos una persona llegó a visitarlo y, presuntamente, le facilitó ropa para poder cambiarse y salir como cualquier visita usando un pase de salida.

Felipe Hernández está procesado por el homicidio de un hombre en Santa Ana Xalmimilulco, cometido en febrero de 2020. Aunque inicialmente la Fiscalía y el gobernador Miguel Barbosa dijeron que también liberaba la banda que mató a tres estudiantes de medicina y un conductor de Uber, sin embargo unos días después de fugarse, las autoridades dijeron que este vínculo no se comprobó.