El PAN logró en la elección un resultado “muy ordinario, logramos muy poco”, y Morena avanzó territorialmente, dijo Gustavo Madero Muñoz, exlíder nacional de ese partido.

“Logramos muy poco (…) el PRI perdió sus ocho gubernaturas; el PRD perdió la única que tenía [Michoacán], y el PAN perdió dos: Nayarit y Baja California Sur, entonces, en realidad tuvimos un retroceso”, señaló Madero.

Agregó que uno de los principales errores del PAN fue fincar toda la estrategia en el miedo y odio a la división con López Obrador, de que es un peligro para México, de que nos va a llevar a ser Venezuela porque no está logrando conquistar nuevos y mayores apoyos.

“No nos está dando para ganar y para crecer, y para recuperar la Presidencia en 2024 y le faltan  una estrategia y una propuesta más social, más orientada a los problemas de la gente y menos a resolver los intereses de los grupos del PAN”, indicó.

Por su parte, el senador y exlíder nacional del PAN, Damián Zepeda aseguró que los números fueron muy duros para la oposición y no sirve vender la idea del triunfo cuando el resultado fue desastroso, afirmó.

Dijo que no comparte la actitud triunfalista que se ha querido manejar a nivel nacional, y aunque aceptó que hay algunas elecciones a nivel local que son exitosas, el balance general es negativo para el PAN.

Si hubo 15 elecciones a gobernador y se perdieron 13, difícilmente se puede argumentar que se ganó, pues Morena y sus aliados ganaron 12, agregó.

Morena arrancó con un estado gobernado, Baja California,  y concluyó con 12 estados; “querer decir lo contrario es un absurdo”, afirmó.

En términos de población gobernada, nada más de esos 15 estados, de 3.7 millones de personas bajo su gobierno, pasaron a 24 millones, y si le sumas los cinco estados que ya gobernaban, pues ya van a gobernar más de la mitad del país. Yo escucho, veo manos levantadas, discursos triunfalistas y digo: ‘Me parece que es un autoengaño y no nos sirve de nada, al contrario, nos hace daño’”.

 Creel ve una recuperación

A su vez, Santiago Creel, presidente de la Comisión Política del CEN del PAN y diputado federal electo, aceptó que les faltó ganar más gubernaturas con base en la expectativa que tenían, pero consideró que la coalición Va por México (PAN, PRI y PRD) funcionó porque les permitió ganar más distritos electorales para que creciera la bancada en la Cámara de Diputados, y recordó que en septiembre pasado, al arrancar el proceso electoral, las posibilidades individuales del PAN eran muy limitadas.

Agregó que desde el punto de vista del número de votos, son plenamente competitivos y que la moneda auténticamente está en el aire y antes no lo estaba.

“Hay una recuperación indudable de Acción Nacional, particularmente en los centros metropolitanos que ganamos desde Hermosillo hasta Mérida. Esto representa que hay tiro, que hay posibilidades reales de ir cada vez más competitivos hacía 2024, si empezamos, sino de cero, sí de una situación difícil, pues nos encontramos ahora en plena competencia”, consideró, según una información del diario El Universal.