Miyotl es una aplicación creada por un equipo de estudiantes de la Universidad Autónoma de Chapingo, que tiene como finalidad impulsar la preservación de las 68 lenguas originarias del territorio mexicano, a través del aprendizaje interactivo de éstas.

La aplicación fue lanzada este año, a propósito del Día Internacional de la Lengua Materna, por miembros de la Universidad Autónoma de Chapingo, la cual se encuentra ubicada en Texcoco, estado de México.

De acuerdo con la página oficial de Miyotl, el nombre de la aplicación proviene del náhuatl y se traduce como Rayo de Luz, vocablo que está relacionado con el ajolote, una especie animal endémica de México.

El propósito de la aplicación es ayudar en la conservación de las 68 lenguas originarias, las cuales se encuentran en riesgo de desaparecer, pues cada vez menos hablantes deciden aprender estas lenguas y optan por el dominio del español por los ‘beneficios’ que supone.

El catálogo de las lenguas indígenas nacionales del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI) tiene registradas 11 familias lingüísticas en México, de las cuales se derivan 68 lenguas originarias, que a su vez se catalogan en 364 variantes.

Sin embargo, frente a la fuerte discriminación que existe en el país contra los grupos indígenas, ellos mismos optan por dejar de enseñar su lengua a sus hijos y/o nietos para que, en su lugar aprendan el español, bajo la idea de que éste último será más útil y las probabilidades de que sean discriminados por su origen étnico sea menos marcado.

De esta manera, Miyotl busca facilitar el aprendizaje de las lenguas originarias de México, a través de ejercicios y recursos interactivos como diccionarios y textos escritos en la lengua nativa que exploran temas vinculados con las costumbres, tradiciones y literatura de los hablantes de esas lenguas.

Luís Emilio Álvarez Herrera, el director de este proyecto señaló que se tiene pensado incluir otros métodos de enseñanza, tales como tarjetas didácticas y el aprendizaje de una palabra diaria. De igual forma enfatizó en que, la principal finalidad de Miyotl no es registrar la gramática de estas lenguas sino invitar a la población a aprenderlas:

“No se trata sólo de almacenar las lenguas maternas, queremos hacer conciencia y reflexionar que tenemos una riqueza cultural que hay que preservar, de ser más incluyentes y responsables con nuestras raíces”, mencionó Álvarez Herrera.