Horas después de que fuera detenido por alterar el orden público, un hombre de 30 años de edad fue encontrado sin vida al interior de los separos de San Miguel Xoxtla.

Sus familiares aseveran que se trató de un homicidio ya que la víctima presentaba golpes en la cabeza.

Este fin de semana, oficiales del municipio atendieron un reporte por un hombre que escandalizaba en la vía pública y arrestaron a Carlos Portillo, de 30 años de edad, quien fue trasladado a los separos de la comandancia de la Policía Municipal de Xoxtla.

Los parientes presumen que ahí recibió una golpiza por parte de los uniformados, quienes, al regresar para ponerlo a disposición de un juez calificador, descubrieron que ya no respiraba

Los familiares del hoy occiso dijeron que se trató de un asesinato por parte de los policías en turno, ante lo cual iniciaron con una campaña en redes sociales para exigir justicia.

Este domingo por la tarde se presentaron a las afueras de la comandancia para exigir una explicación y que se hagan responsables de sus actos. Hasta la tarde, ninguna autoridad se había pronunciado al respecto, no obstante, la Fiscalía de Puebla ya investiga el caso.