El serbio Novak Djokovic alcanzó este domingo su segundo título de campeón en Roland Garros, con lo que consiguió su decimonoveno Grand Slam luego de remontar dos sets en contra ante el griego Stefanos Tsitsipas. Los parciales terminaron en 6-7(6), 2-6, 6-3, 6-2 y 6-4 en un duelo que duró 4 horas con 11 minutos, con lo Stéfanos pagó su falta de contundencia en lo que fue su primera final de un torneo grande.

Novak, quien marcha como el número 1 del mundo al liderar el Ranking de la ATP, se convirtió en el primer tenista de los tiempos modernos en ganar al menos 2 veces los cuatro grandes y se situó por vez primera en su carrera a uno del suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal, que lideran la carrera con 20 títulos de este tipo.

El serbio firmó también la primera remontada de ese calibre en una Final de la arcilla parisina desde la protagonizada en 2004, donde el argentino Gastón Gaudio hizo la hazaña frente a su compatriota Guillermo Coria.

Djokovic hizo gala de su capacidad de supervivencia, una resistencia que lo convirtió en el tenista con más victorias a 5 sets, 32, las dos últimas en este mismo torneo. Aunque tenía todo en contra debido a que se vio abajo por dos sets, ‘Nole’ no desistió ni sucumbió en una final que se le puso cuesta arriba. El público también le jugó en contra al hallarse muy proclive al joven griego que venía seduciéndoles toda la quincena.

La cancha principal de la sede parisina tuvo un ‘ladrillo nuevo’ convertido por el defensor de la vieja generación frente a quien es uno de los protagonistas de la nueva, aunque Novak también es el principal candidato del 'Big3' en acabar con un palmarés más amplio, porque tiene un año menos que Nadal y 5 cinco menos que Federer.

El serbio sumó su séptimo grande tras haber cumplido los 30 y se convirtió en el tercer ganador más veterano de Roland Garros, tras los españoles Andrés Gimeno y Nadal.

Foto: Twitter