El ex subsecretario de Infraestructura del estado y ahora diputado federal electo, Mario Miguel Carrillo Cubillas, señaló que falta obra en pública en Puebla por desperdicio de recursos federales, malas decisiones de la Secretaría de Infraestructura y desinformación hacia el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

En entrevista, el próximo legislador por el distrito 13 de Atlixco denunció que por falta de voluntad la dependencia encabezada por Juan Daniel Gámez Murillo ha frenado obras importantes, incluso del gobierno federal, como la rehabilitación del zócalo de la ciudad.

Con la intención de gestionar más presupuesto para el estado, alertó que la Federación ha disminuido recursos a la entidad debido a subejercicios y cancelación de proyectos.

Carrillo Cubillas fue subsecretario de Infraestructura con Barbosa Huerta a partir de noviembre de 2019, llegó al mismo tiempo que Gámez Murillo, y renunció en diciembre de 2020, así que estuvo un año y un mes en el cargo.

Burocracia frena obras

El ex subsecretario denunció que en la Secretaría de Infraestructura hay  mucha burocracia que obstaculiza y frena proyectos o construcción de obras, tanto del gobierno federal como estatal o municipal.

La construcción del nuevo hospital de San Alejandro dijo que se ha retrasado porque no hay coordinación entre la dependencia y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), mientras que el freno a la rehabilitación del zócalo la atribuyó a la “falta de voluntad” de funcionarios.

Aclaró que la obra en el zócalo no es del ayuntamiento capitalino, sino de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), así que hay riesgo de que se pierdan los recursos.

Enfatizó que la disminución de fondos federales en rubros de infraestructura y salud se debe precisamente al desaire y trabas hacia los proyectos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Queda mal Barbosa

Carrillo Cubillas advirtió que la obstaculización de los proyectos del gobierno federal hace quedar mal al gobierno de Barbosa Huerta ante la Federación, dado que no se aprovechan los fondos que de por sí —enfatizó— son reducidos.

Advirtió que mientras Puebla no utiliza el dinero, otros estados como Oaxaca y Sinaloa han presentado buenos proyectos y ahora reciben más recursos para obra pública.

En contraste, reveló que la entidad poblana ha tenido subejercicios y el año pasado devolvió varios millones de pesos por obras que no se realizaron o cancelaron, principalmente en materia educativa y vialidades.

Ni barbosista ni armentista

Carrillo Cubillas aseguró que no será un diputado “barbosista” ni “armentista”, sino morenista, pues negó que deba su candidatura al gobernador o al senador Alejandro Armenta Mier.

Descartó también que deba su postulación a su primo, el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, o al actual coordinador de la bancada en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier Velazco.

Aunque se dijo respetuoso con todos ellos afirmó que la candidatura la ganó por su trabajo al interior del partido, y dijo que ganó la elección del domingo porque recorrió el distrito, hizo propuestas y convenció a la ciudadanía.