La esposa del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán, Emma Coronel, se declaró culpable y aceptó los cargos de tráfico de drogas, lavado de dinero y de controlar las propiedades comerciales y residenciales del capo.

En Estados Unidos, durante una audiencia que duró poco más de una hora, se informó a Coronel que podría hacerse acreedora a cadena perpetua. El próximo  15 de septiembre le será leída su sentencia, aunque la fecha podría ser cambiada.

A la pregunta del juez juez Rudolph Contreras, de la Corte en el distrito de Columbia, sobre si se consideraba inocente o culpable, Emma Coronel dijo, sin titubeos, “culpable”.

Previamente ella aceptó haber discutido la acusación con su defensa y estar de acuerdo con lo que ahí se señalaba.

 También reconoció que eso la puede hacer acreedora a una pena de cadena perpetua y multas de hasta 10 millones 700 mil dólares.

Al inicio de la audiencia, el juez Contreras le explicó inicialmente el procedimiento y qué significaba declararse culpable..

Luego de que el juez repasara el reglamento de procedimiento que se lee a todos los acusados en su aceptación de culpabilidad, Coronel, quien cumple 32 años el próximo 2 de julio, dijo que renuncia a celebrar un juicio y a apelar la acusación.

El juez le explicó que no ha sido acusada por un gran jurado, al ella estar aceptando los cargos en su acusación.

El fiscal Anthony Nardozzi repasó la acusación y dijo que el gobierno cuenta con evidencia suficiente para comprobar los tres cargos del dictamen contra Coronel y ella concedió que lo dicho por el fiscal estaba correcto.

El juez le reiteró la pregunta de si había entendido el acuerdo de culpabilidad y ella insistió en que sí. Igualmente, Nardozzi y Jeffrey Litchman, defensor de Emma Coronel, se dijeron satisfechos con el acuerdo. Tras este paso, el juez informó a Coronel que debía consultar con ambas partes para ver las pautas que utilizaría para fijar la sentencia con fecha por determinar.