El pleno de la Corte Suprema en Brasil dio por iniciado este jueves el juicio de varios recursos que llaman a la suspensión de la Copa América debido a la pandemia de coronavirus, con el voto favorable de tres magistrados a la realización del torneo en el país.

Los once jueces del Supremo tienen hasta la medianoche de hoy para emitir su voto mediante una sesión virtual extraordinaria donde definirán el futuro de la Copa América, torneo que acogió Brasil de última hora después de que Argentina y Colombia desistieran como sedes iniciales, por lo que está previsto que comience el domingo.

Los recursos demandan que, debido a motivos sanitarios, queda suspendida la realización del certamen en el país, donde se acumulan más de 17,1 millones de casos de Covid-19 y casi 480 mil muertes asociadas a la enfermedad.

Los magistrados Carmen Lucia Antunes y Marco Aurelio Mello rechazaron los recursos presentados por el Partido Socialista Brasileño (PSB) y la Confederación Nacional de Trabajadores Metalúrgicos. EL PSB señala que Brasil "atraviesa la fase más aguda de la pandemia", por lo que albergar la Copa América "representa una absoluta temeridad y negligencia de las autoridades federales para con la salud pública".

El juez Ricardo Lewandowski, instructor de otra acción del Partido de los Trabajadores (PT), también mostró apoyo por permitir la celebración del evento con la condición de que el Gobierno presente de manera urgente un plan de seguridad para evitar la propagación del coronavirus durante el torneo.

Desde que la Conmebol, máxima autoridad del futbol en Sudamérica, anunció el pasado 31 de mayo a Brasil como la nueva y única sede de la Copa América 2021, se han desatado las críticas en el país, especialmente desde sectores políticos y sanitarios.

La decisión contó con el visto bueno del presidente brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro, quien negó la gravedad de la pandemia y censura las restricciones para contenerla, hasta el grado de poner en duda la eficacia de las mascarillas y las vacunas. El mandatario defiende que en Brasil ya se celebran eventos deportivos internacionales como las Copas Libertadores y Sudamericana, así como las Eliminatorias para el Mundial de Qatar 2022, además del Campeonato Brasileño en el ámbito doméstico.

Sin embargo, la incidencia del Sars-CoV-2 continúa muy alta en el gigante sudamericano, con una media durante la última semana de cerca de 60 mil casos y mil 700 decesos diarios vinculados a la covid. La semana pasada se especuló incluso con un posible boicot por parte de los jugadores, encabezado por los brasileños, quienes finalmente decidieron disputar el torneo y se limitaron a criticar la forma en la que se ha organizado.

Por otro lado, dos importantes patrocinadores, Mastercard y la cervecera Ambev, informaron que no expondrán sus marcas ni promoverán acciones publicitarias en esta controvertida edición de la Copa América.

Foto: Ilustrativa