Debido a los hechos violentos y quema de 11 urnas en 20 casillas durante la jornada electoral del pasado domingo, 5 de los 7 candidatos a la presidencia municipal de Chiconcuautla, pidieron al Instituto Electoral del Estado se convoque a elecciones extraordinarias, ya que además dijeron tener evidencia de compra de votos y amenazas de muerte contra varios de los candidatos y sus equipos.

En rueda de prensa, los candidatos denunciaron que personal del IEE y del INE fueron cooptados con recursos del ayuntamiento por parte de operadores del alcalde con licencia y candidato del PRI a la presidencia municipal, Artemio Hernández Garrido.

Esta denuncia pública la realizaron los candidatos Noé Hernández Garrido, del PAN, Belém Soto Rojo, del PT, Tomás Martínez Roldán de Nueva Alianza, Miguel Domínguez Velázquez de movimiento ciudadano y Martín Fuentes del PSI.

Actualmente un número importante de pobladores mantienen tomada la junta municipal electoral, a la espera de una resolución para atender la denuncia de los candidatos.