Los casos de personas que han fallecido a causa del covid-19 en el mundo, pese a estar vacunadas han levantado polémica entre la población, de tal forma que, en esta ocasión te explicamos por qué ocurre esta situación extraordinaria.

Durante más de un año, los casos de personas infectadas y victimas del virus SARS-CoV-2 obligó a la gente a mantenerse encerrada en sus casas, sin embargo, a raíz de la aparición de la vacuna, los esfuerzos de las autoridades por inmunizar lo más pronto posible a su población ha sido la prioridad en todos los países. De tal forma que, las campañas de vacunación se han convertido en un tema de interés político.

En el imaginario colectivo, la gente cree que al estar vacunado contra el covid-19, ya no podrá contagiarse de esta enfermedad, sin embargo, hay que recordar, que hasta el momento ningún tipo de medicamento es cien por ciento confiable, lo cual incluye a las vacunas.

Cuando comenzaron los procesos de ensayo de las vacunas anti covid-19, la comunidad científica tenía la obligación de informar los resultados que arrojaban las distintas fases a las que eran sometidas estas vacunas, ello con la finalidad de conocer el nivel de efectividad que tenía cada una de ellas, así como evidenciar los posibles efectos secundarios.

De tal forma que, ninguna de las vacunas desarrolladas contra el covid-19 arrojó un cien por ciento de efectividad, siendo Sputnik V, la vacuna rusa, la que más altas probabilidades de protección ofreció con un 91.60% de eficacia.

Es importante tener en cuenta que los vacunados no se encuentran totalmente protegidos contra el virus del SARS-CoV-2, y ello, en parte depende también de su estado de salud, así como su historial médico, es decir, el hecho de que sean asmáticos, diabéticos, hipertensos, influirá en la capacidad de contagiarse, pese a estar vacunados.

Por su parte, expertos en el tema han señalado que el principal objetivo de las vacunas es evitar que el usuario desarrolle síntomas graves, en caso de que llegara a ser contagiado por el virus, de tal forma que, aunque el individuo se encuentra vacunado, es recomendable que se siga cuidando.

Asimismo, señalan que, a medida que el número de personas vacunadas sea mayor, las probabilidades de contagio entre la población serán menores, por lo que, es necesario que la gente se aplique la vacuna.