La calma que se vivía al inicio de la jornada electoral en el municipio de Teziutlán se interrumpió luego de que un grupo de encapuchados llegó al jardín de niños ubicado en la unidad habitacional el fresnillo para intentar robar las urnas con las boletas sufragadas.

Las personas que se encontraban formadas en el lugar para emitir su voto y los funcionarios de casilla no tuvieron más remedio que esconderse dentro de los baños y cerrar el portón de la institución para evitar que el grupo de hombres ingresara.

Por tal motivo a pesar de que se lanzaron gritos y amenazas el hecho no pasó a mayores y solo resultaron personas con crisis nerviosas.

Por ahora se encuentran detenidas las votaciones en la casilla número 2159 en el kínder “Tizoc”, pero los ciudadanos siguen formados a la espera de emitir su voto.

De acuerdo con los testigos los hombres portaban armas de fuego, por lo que existe el temor de que intenten regresar, ante esto se pide la participación y apoyo de la policía estatal y la Guardia Nacional.

Los encapuchados se transportaban en diferentes vehículos sin placas entre ellos una camioneta Grand Cherokee y un automóvil nissan de color blanco.

Las primeras versiones indican que se trata de un conflicto político entre Carlos Peredo y Antonio Vázquez, quienes buscan la alcaldía por Morena y por el PAN respectivamente.

Cabe mencionar que ambos políticos ya han ocupado el cargo de presidente municipal en distintas ocasiones.

En Teziutlán comienzan a caldearse los ánimos ante la rivalidad de ambos candidatos, lo que ha generado disturbios durante esta jornada electoral.

Con información de Oldy Olán y José Rosas Cano