El candidato a presidente municipal de PueblaEduardo Rivera Pérez, consideró que los ataques en su contra durante el debate se debieron a que sus adversarios se encuentran desesperados.

Uno de los reproches al candidato del PANPRIPRDCompromiso por Puebla y PSI fue haber permitido que el Congreso del Estado avalara la concesión del agua en la ciudad.

Al respecto, dijo que el tema salió a relucir por la desesperación de los otros contendientes ya que no es facultad del ayuntamiento concesionar el servicio sino del gobierno del estado en conjunto con el Congreso del Estado.

Pide cuidar el voto

Tras el debate, Rivera Pérez se reunió con sus simpatizantes en un hotel de la ciudad en donde les pidió cuidar el voto el próximo seis de junio y también promoverlo, pues es así como se logra ganar una elección.

Enfatizó que no se pueden confiar, aunque los resultados de las encuestas lo ubican arriba pues el trabajo únicamente se termina el día de la jornada electoral, después de promover el voto.

Consideró que durante el debate no cayó en las provocaciones y la guerra sucia, por el contrario, se enfocó en dar a conocer su propuesta para hacer una mejor ciudad para los poblanos.

El panista se dijo ganador del debate y opinó que el encuentro fue bueno, pero hubiera sido mejor tener mayor flexibilidad en las participaciones.

Foto Agencia Enfoque