La candidata de Morena y PT a la alcaldía de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, exigió al gobernador Miguel Barbosa Huerta equidad en la contienda electoral  y sostuvo sus acusaciones contra la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMT), por un presunto plan para operar a favor de Eduardo Rivera.

En su conferencia matutina, el gobernador Luis Miguel Barbosa señaló que su administración no interfiere en el proceso electoral. “El gobierno del estado no está en campaña, a favor o en contra de algún candidato o candidata” precisó.

Barbosa además retó a que quienes lo acusan presenten pruebas o que se disculpen

Acotó: “Nadie podrá decir que nosotros estuvimos a favor de algún candidato o en contra de una candidata”.

También por la mañana, Claudia Rivera aseveró que son varios los integrantes del gobierno estatal que “al calor” del proceso electoral han actuado o emitido opiniones que ponen en entredicho la imparcialidad que pregonan.

Aunque ahora deslindó al gobernador de operar en su contra, puntualizó que debe investigarse y sancionarse a los servidores públicos que sí están involucrándose. Pero no dio nombres.

“Yo sé que no es él (Barbosa), pero algunos de sus titulares pueden, en el calor, en la efervescencia de su propia preferencia personal en la elección, tomar o hacer declaraciones desafortunadas como las que han hecho varios de los funcionarios”, acusó.

De pasada, Rivera Vivanco reprochó que al gobierno le han faltado medidas en “blindaje electoral” y comunicarlas a servidores públicos y a la ciudadanía.

Por ello reiteró que continuará señalando cualquier posible ilegalidad, como la que hizo el domingo contra la SMT y su titular, Elsa Bracamonte González, a quien responsabilizó de organizar a transportistas para que operen a favor del candidato panista Eduardo Rivera Pérez el día de la elección.

Ampliando su respuesta a los señalamientos, el gobernador aseguró que su administración atiende los principios del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para no interferir en la contienda del próximo 6 de junio y pasó al ataque: dijo que se quieren usar estas acusaciones como pretexto ante “los malos resultados” de la candidatura de Morena.

Y subrayó que “es la primera vez en la historia política del Estado que un gobierno estatal no está en campaña; no tiene recursos públicos orientados a resultados electorales ni al control de los órganos electorales”.