El reciente anuncio que hizo el gobierno de Puebla sobre el “hallazgo” de túneles debajo del concreto del zócalo de la capital, no son novedad y su construcción es contemporánea, informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

A través de un comunicado de prensa, el instituto que preside Manuel Villarroel Vázquez aclaró que no es un mito que en el subsuelo del Centro Histórico hay cámaras subterráneas.

“Sobre la existencia de espacios subterráneos en el Zócalo, es necesario aclarar que estos se conocen desde hace tiempo y que algunos de ellos presentan materiales constructivos contemporáneos”, destaca el oficio.

De acuerdo con el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, el pasado jueves fue notificado por parte de Sergio Vergara Berdejo, secretario de Cultura sobre un nuevo hallazgo y que dicha noticia le causó una “enorme emoción”.

Mientras el INAH informó que, durante el proceso de intervención del Zócalo, en el que participan el Ayuntamiento de Puebla y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), se podrán llevar a cabo las exploraciones de estudio y análisis del sitio por parte de expertos.

“Los trabajos estarán a cargo de especialistas en arqueología que, en conjunto con los arquitectos y restauradores del Centro INAH Puebla, les darán el seguimiento a los trabajos de intervención en el espacio urbano”, comentó.

Hasta el momento las obras en la plancha del zócalo están detenidas y la zona está cercada con tablones de madera.

El gobernador Miguel Barbosa Huerta ha referido en diversas ocasiones que no hay permisos para iniciar las obras de intervención de mejora de la conocida plaza de armas.