La historia de una maestra de preescolar en Estados Unidos que donó un riñón a su alumna de 5 años para mejorar su estado de salud se ha vuelto viral. Fue a través del canal de YouTube People are wholesome que se dio a conocer esta historia.

Kayleigh Kulage es una niña con tan solo 5 años de edad que, actualmente, reside en Missouri, Estados Unidos y que nació con fuertes problemas de salud.

De acuerdo con los medios locales, la pequeña nació a las 26 semanas de gestación con un peso que apenas rebasaba los 400 gramos, por lo que tuvo que pasar 158 días en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales.

La pequeña sobrevivió a esa primera etapa difícil de su vida, de tal manera que su madre la califica como una pequeña valiente: “Nunca llora, nunca se queja del dolor, ella es una niña feliz”, mencionó su madre.

Sin embargo, ha vivido con diferentes afecciones de salud como ceguera parcial, un sistema inmunológico débil y problemas renales.

Actualmente, Kayleigt tiene cinco años, edad que la convirtió en candidata para un trasplante de riñón, lo cual solucionaría su estado de salud, pues desde que nació tuvo que ser sometida a diálisis para tratar sus afecciones renales.

Así, su maestra de educación especial de la primera infancia, a la que conoció en el 2019, decidió ser la persona que le daría su riñón a la pequeña: “No lo pensé dos veces. Sabía que Kayleigh realmente lo necesitaba, así que dije '¿por qué no intentarlo?”, señaló la maestra.

Respecto a ello, los padres de la pequeña han mencionado estar contentos de que alguien conocida y cercana sea la donadora: “Me sentí tan aliviada y emocionada cuando me enteré, porque el riñón de Kayleigh provenía de alguien que conocíamos”.

La intervención quirúrgica tuvo lugar el pasado mes de febrero en el Hospital de St. Louis, donde fue extirpado el órgano, y en el Hospital Infantil Cardinal Glennon para ponérselo a la pequeña.

Según fuentes oficiales, gracias al trasplante, Kayleigh ha mejorado su estado de salud, no obstante, se ha pedido discreción en cuanto a la identidad de la maestra, ya que no quiere ser visto como una heroína.

Con información de: Milenio