El Consorcio Universitario solicitó 10 mil vacunas de prevención de Covid-19 para personal académico y administrativo, ahora que regresaron a clases presenciales, en su primera etapa, para las licenciaturas relacionadas con Ciencias de la Salud.

La información ha sido proporcionada tanto a las autoridades de la Secretaría de Salud del gobierno federal como del estado, agregó el representante de las instituciones de nivel superior, José Mata Temoltzin.

“Hemos integrado la información. Nosotros tenemos confianza en que se nos tomará en cuenta. No ha habido distinción si eres (universidad) pública o particular”, dijo al referir que en otros puntos del país están considerados miembros de la comunidad escolar del sector privado.

Las instituciones que conforman el consorcio son: la Universidad Anáhuac, la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), el Instituto de Estudios Superiores Tecnológicos de Monterrey (ITESM) campus Puebla, la Universidad Madero (UMAD) y la Universidad Iberoamericana Puebla.

Ante el regreso a clases en la Anáhuac, comentó que tanto a maestros como alumnos se les requieren pruebas, en contraste, se demanda que se atiendan todos los protocolos.

También dijo que los docentes han pedido regresar a las aulas para seguir con actividades presenciales, sin embargo, también son “muy cautos” para analizar quién no puede presentarse por ser considerado población en riesgo. “A ellos les hemos pedido que se esperen, que son los últimos en  volver”, agregó.

Adicionalmente, el Secretario de Salud en Puebla, José Antonio Martínez García, dio a conocer que del 18 al 21 de mayo se aplicará la vacuna contra covid-19 a personal de educación en Puebla, tanto a trabajadores en el sector público como privado.