Diez migrantes centroamericanos fueron encontrados en Palmar de Bravo mientras viajaban en un autobús de pasajeros de la línea ADO sobre la autopista Puebla – Veracruz a la altura del arco de seguridad, los elementos los pusieron a disposición del Instituto Nacional de Migración para su repatriación.

Los uniformados se encontraban realizando revisiones de rutina en el arco de seguridad, cuando detuvieron a un autobús, al pedirle a los pasajeros que se identificaran se percataron de que se trataba de personas originarias de los países de Honduras, Nicaragua y El Salvador.

De las 10 personas cuatro provenían de Honduras, cinco de Nicaragua y uno de El salvador, por lo que fueron puestos a disposición de las autoridades para definir su estancia en el país.

Personal del Instituto Nacional de Migración (INM) se quedó al resguardo de los migrantes, para realizar las diligencias correspondientes y lograr su repatriación.

Se trató de 3 mujeres y 7 hombres provenientes de Centroamérica que intentaban llegar a Estados Unidos, en busca del sueño americano.