El Día de las madres es una de las fechas más importantes para los mexicanos, pero debido a la crisis económica derivada de la pandemia, un número importante de mexicanos cambiaron sus hábitos de gasto.

 

El optimizador financiero Fintonic analizó el gasto de los mexicanos durante toda la semana previa al 10 de mayo de 2019 y 2020 (del 3 al 10 de mayo) en tres categorías clave en esta fecha: tiendas departamentales, regalos y restaurantes y encontró algunos datos reveladores sobre los nuevos hábitos en medio de la pandemia:

 

Al tomar en cuenta la suma de los promedios de gasto en dichas categorías durante la semana previa al Día de las madres, podemos notar algunas tendencias:

●        Tanto en 2019 como en 2020 se realizó un gasto similar por día en las tres categorías

○        En la categoría de tiendas departamentales, la suma de los promedios de gasto durante la semana previa al día de la madre (3-10 de mayo) de 2019 fue de 8,945 pesos; en el mismo periodo de 2020 fue de 7,318 pesos.

○        En la categoría de regalos, la suma de los promedios de gasto durante la semana previa al día de la madre (3-10 de mayo) de 2019 fue de 5,823 pesos; en el mismo periodo de 2020 fue de 5,989 pesos.

○        En la categoría de restaurante, la suma de los promedios de gasto durante la semana previa al día de la madre (3-10 de mayo) de 2019 fue de 3,879 pesos; en el mismo periodo de 2020 fue de 3,986 pesos.

●        Sin embargo, en 2019, por día, hubo más usuarios realizando gastos en comparación con 2020, cuando el número de usuarios bajó

●        De tal forma que en 2019 hubo más personas gastando menos y en 2020 hubo menos personas gastando más

Podemos ver cómo la pandemia afectó el gasto que muchas personas realizaban los días previos al día de la madre. Aunque tanto en 2019 como en 2020 se realizó un gasto similar para las tres categorías, en 2019 había más personas gastando; es decir, más personas siendo parte de una economía más dinámica. En 2020, por el contrario, el dinamismo se concentró en unas cuantas personas, quienes probablemente fueron las que se vieron menos afectadas por los efectos de la pandemia”, señaló Alejandro Reveles, Growth Manager de Fintonic.

 

De igual forma, el análisis de Fintonic encontró que las tendencias de gastos por día siguen una tendencia en cada año.

●        Los días que más gastos realizaron los mexicanos en dichas categorías durante 2019 fueron el 5 y 4 de mayo, con 3,352 pesos y 3,010 pesos, respectivamente, considerando la suma de los promedios de gasto en las tres categorías.

●        Mientras, en 2020, aunque la tendencia de gasto se mantuvo estable a lo largo de la semana, los días que más gastaron los mexicanos fueron el 4 y el 7 de mayo, con 2,705 y 2,486 pesos, respectivamente, considerando la suma de los promedios de gasto en las tres categorías.

El número de usuarios también siguió una tendencia dependiendo del año.

●        En 2019, los días con más usuarios gastando fueron el 6 y el 10 de mayo (7,936 y 7,151 usuarios respectivamente)

●        En 2020, los días con más usuarios gastando fueron el 4 y el 8 de mayo (3,926 y 2837 usuarios, respectivamente)

En cuanto a los usuarios festejando a mamá, los datos nos indican que en 2020 el número de usuarios gastando durante la semana previa al 10 de mayo se mantuvo más estable que el año anterior. Pero también nos muestran que los usuarios que gastaron en 2020 lo hicieron con mayor planeación que los usuarios de 2019, probablemente, con el fin de evitar aglomeraciones”, dijo.

Sin duda, 2021 sigue siendo un año con de incertidumbre para muchos mexicanos respecto a qué tanto podrán destinar de sus ingresos para gastos no esenciales o relacionados con festejos. Ante ello, Fintonic comparte algunas claves para cuidar los ingresos y gastar responsablemente.

Es posible festejar en casa. Una gran lección que demuestra que se puede tener el mejor fin de semana, el mejor festejo o el mejor cumpleaños sin salir de casa y sin gastar en exceso. Unas películas, unas palomitas, comida, postres o bebidas preparados en casa; pequeños picnics, una reunión a través de Zoom, e incluso salir al balcón a cantar han marcado la diferencia en la vida y en la salud financiera.

 

Renegociar deudas. La opción de renegociar los pagos pendientes siempre ha estado disponible pero, una vez más, el coronavirus mostró que ante las dificultades los bancos están dispuestos a escuchar y negociar no es una idea loca. Las finanzas personales agradecerán este gesto.

 

Compras en línea. El e-commerce es uno de los sectores que más ha crecido con la pandemia y es una excelente opción para no perder tiempo y no gastar de forma innecesaria al tener la oportunidad de comparar en más lugares y aprovechar descuentos o ventas especiales.

 

Separar el ahorro. Una vez hecho un presupuesto con ingresos y gastos fijos, el siguiente paso es separar la cantidad destinada al ahorro y, de ser posible, hacerlo de forma automática. Hacerlo de forma automática permitirá “no sentir que se está ahorrando” y, por consiguiente, no incurrir en gastos no contemplados.

 

Considerar un préstamo. Los préstamos son una gran opción no sólo en aquellos momentos en los que nos vemos endeudados. También son grandes aliados cuando emprendemos un nuevo proyecto o cuando estamos por adquirir algún producto o experiencia y no queremos desembolsar todo el dinero en una sola exhibición, pero sabemos que podemos hacer frente a los pagos por los próximos meses.