El narcotraficante Héctor Luis “El Güero” Palma fue ingresado al Centro Nacional de Arraigos en la Ciudad de México, mientras la Fiscalía General de la República (FGR) reúne elementos para determinar si solicita su detención por presuntos delitos contra la salud y delincuencia organizada.  

Un juez federal adscrito al Centro Nacional de Justicia Especializado en Control de Técnicas de Investigación, Arraigo e Intervención de Comunicaciones decretó el arraigo por 40 días para Palma Salazar. El narcotraficante fue llevado de las inmediaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido). 

La FGR dio a conocer que, derivado de una indagatoria integrada en la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Contra la Salud, de la Seido, el 4 de mayo el Ministerio Público Federal (MPF) emitió un acuerdo de detención por caso urgente, “al existir riesgo fundado de que el indiciado podría sustraerse de la acción de la justicia”.  

El acuerdo fue cumplimentado por elementos de la Policía Federal Ministerial, al momento que El Güero Palma se disponía a abandonar el penal de máxima seguridad de El Altiplano, en el Estado de México, tras ser notificado de la sentencia absolutoria que obtuvo, al no comprobarse su responsabilidad en el delito de delincuencia organizada. Héctor Palma Salazar rindió su declaración ministerial asistido en todo momento por su defensor particular.  

“Por lo anterior y toda vez que el indiciado se encuentra probablemente relacionado con hechos constitutivos de delitos contra la salud y delincuencia organizada, a efecto de allegarse de mayores datos de prueba, el MPF solicitó ante la autoridad jurisdiccional competente, medida cautelar de arraigo”, concluyó la FGR.