La SCJN desechó la controversia constitucional promovida por el ayuntamiento de Huauchinango contra el Congreso de Puebla por no iniciar juicio político a la diputada local Liliana Luna Aguirre. 

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) desechó el recurso por ser de “notoria y manifiesta improcedencia”. 

El alto tribunal publicó este miércoles el acuerdo con el que el asunto se declara completamente concluido y se manda al archivo.

“Se desecha de plano, por notoria y manifiesta

improcedencia, la demanda presentada en vía de controversia constitucional por el Municipio de Huauchinango, estado de Puebla. Sin perjuicio de lo anterior, se tiene a la Síndica promovente designando delegados. Una vez que cause estado este auto, archívese el expediente como asunto concluido. Dada la naturaleza e importancia del presente asunto, se habilitan los días y horas que se requieran para llevar a cabo la notificación de este acuerdo. Finalmente, intégrese al expediente, para que surta efectos legales, la impresión de la evidencia criptográfica de este acuerdo”, indica el fallo.

La demanda se interpuso apenas el 14 de abril por medio de la síndica municipal y quedó asentada en la controversia constitucional número 39/2021.

El ayuntamiento encabezado por el morenista Gustavo Vargas Cabrera, acusó de omiso al Congreso local (con mayoría de Morena), ya que por año y medio ha ignorado su solicitud de juicio contra Luna Aguirre, quien hoy es candidata de Morena a la alcaldía de Huauchinango.

“La invalidez reclamada es la omisión del Poder Legislativo del Estado de Puebla de dar trámite correspondiente al procedimiento de declaración de procedencia que el municipio que represento promovió en contra de la Diputada Liliana Luna Aguirre”, indica el juicio promovido en la SCJN.

La petición de juicio político llegó al Congreso desde el 26 de agosto de 2019, se turnó a la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales el 4 de septiembre de ese año y, desde entonces, no se ha analizado.

La demanda del juicio obedece a otro pleito entre Vargas Cabrera y Luna Aguirre, pues en julio de 2019 el alcalde acusó a la diputada de regalar con fines electorales ataúdes que supuestamente fueron donados al ayuntamiento en la administración 2014-2018, en la que fue alcalde el perredista Gabriel Alvarado Lorenzo, esposo de la legisladora que ahora busca la presidencia.