En el primer día de campaña, aspirantes a la alcaldía de Puebla y diputaciones locales reunieron a militantes y simpatizantes pese a la pandemia e ignoraron a sus contendientes pues comenzaron con propuestas y no con ataques o críticas.

La alcaldesa y aspirante a la reelección, Claudia Rivera Vivanco, postulada por la coalición Juntos Haremos Historia, inició su campaña con un recorrido en San Pablo Xochimehuacán, donde denunció que ha sido víctima de ataques y campañas negras, pero afirmó que se mantiene “fuerte y firme” para dar continuidad a su gobierno.

Tras visitar casas de algunos vecinos anunció que su campaña se fundamentará en cinco ejes: seguridad, infraestructura, servicios públicos, ordenamiento territorial y combate a la corrupción.

Un sistema municipal de videovigilancia, mejora de condiciones laborales a policías, colocación de cámaras corporales a policías para vigilar su actuación, así como la regularización de tierras fueron sus primeras propuestas.

El exalcalde panista Eduardo Rivera Pérez (su rival también en 2018), postulado en candidatura común por PAN, PRI, PRD, CPP y PSI, comenzó su campaña con el reparto y colocación de propaganda en el crucero del bulevar Las Torres y la avenida 11 Sur.

Ahí expuso como propuestas un programa denominado “Escudo Puebla”, para la capacitación y mejora laboral de la policía municipal, a fin de que la corporación sea “cercana a la gente”.

La reactivación económica, el turismo, programas sociales de apoyos económicos, consultas médicas gratuitas, guarderías y descuentos en bienes y servicios para sectores vulnerables son otras de sus iniciativas.

Médico promete “sanar a Puebla”

El médico de profesión y ahora candidato del Partido Encuentro Solidario (PES), Alfredo Victoria Moreno, ofreció “sanar” a Puebla de los males que la aquejan, como la corrupción.

En el crucero del bulevar 5 de Mayo y la 31 Oriente inició su campaña con la repartición de volantes, pues afirmó que su campaña será austera, sin mítines ni eventos en lugares cerrados para prevenir contagios de COVID-19.

El exfutbolista Roberto Ruiz Esparza, candidato del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), inició su campaña con un mitin en San Andrés Azumiatla, donde aseguró que ganará la elección con una campaña de soluciones y no de ataques.

Criticó a los aspirantes que “se la pasan peleando con todos”, así como los que acuden a las colonias para conocer los problemas de la gente en vez de ofrecer soluciones viables y realizables.

La expriista América Soto López, ahora candidata de Redes Sociales Progresistas (RSP), señaló que la capital enfrenta un rezago social muy grande, así que la meta es que no existan ciudadanos “de primera y de segunda”.

En un evento con la dirigencia estatal de ese  partido, así como los contendientes de RSP a las diputaciones federales y locales, sostuvo que su campaña será “de tierra”, austera, cercana a la gente y en el interior del municipio.

Eduardo Rivera Santamaría también comenzó su búsqueda de la presidencia municipal de Puebla con una marcha de simpatizantes y una batucada, que sobre la Avenida Reforma, se desplazaron del Paseo Bravo al zócalo de Puebla. Rivera Santamaría es apoyado por el Partido Fuerza por México (FXM)