Puebla acumuló ocho quejas por violaciones a derechos humanos relacionadas con la seguridad pública, durante el primer trimestre de este año.

Figuran acusaciones como retención ilegal e integración de averiguaciones irregulares. 

Los ciudadanos denunciaron diversas irregularidades  de autoridades federales encargadas de la seguridad, entre otras, faltar a la legalidad, la honradez, la lealtad, la imparcialidad y la eficacia en el desempeño de las funciones.

También por realizar acciones y omisiones contrarios a la legalidad; prestar indebidamente el servicio público; transgresiones a los derechos de los migrantes y de sus familiares; integrar averiguaciones previas de manera irregular o deficiente, así como retención ilegal.

Los señalamientos negativos se originaron en PueblaCuautlancingoTehuacán y Tlahuapan, conforme al reporte del Sistema Nacional de Alerta de Violación a los Derechos Humanos.

Las acusaciones registradas a través de este sistema de la Comisión Nacional de Derechos Humanos únicamente se refieren a las a autoridades federales y no a las locales, las que quedan a cargo de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla.

La Guardia Nacional acumuló tres quejas en los primeros tres meses de este año. En marzo de 2019 se creó esta agrupación, la cual tenía entre sus objetivos colaborar para mantener la tranquilidad en el país, a iniciativa de la administración federal encabezada por Andrés Manuel López Obrador.

En el caso de Puebla, la Guardia Nacional llegó en julio de ese mismo año, aunque con señalamientos como la falta de equipos y uniformes.

La Fiscalía General de la República, así como la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana también fueron acusadas de violar los derechos humanos, según el Sistema Nacional de Alerta de Violación a los Derechos Humanos.

Los ciudadanos pueden acusar a las autoridades federales por violaciones a derechos humanos por diversas vías, la página de internet de la CNDH es una de ellas, https://atencionciudadana.cndh.org.mx/. Esta acción se puede hacer de manera anónima, sin embargo, si se hace así el afectado no puede dar seguimiento a la investigación.