El 29 de abril de 2005 perdió la vida la actriz Mariana Levy, tras asustarse por un intento de asalto en la Ciudad de México.

José María Fernández ‘El Pirru’, quien fue su esposo, la llevó a un hospital cercano, pero no se pudo hacer nada. Mariana murió de infarto fulminante a los 39 años, dejando a tres hijos pequeños, María, Paula y José Emilio.

Los menores serían criados por Talina Fernández, en el caso de María, y por Ana Bárbara, quien se casó al poco tiempo con ‘El Pirru’.

“Desafortunadamente damos esta noticia, nos comentan que fue un asalto. Desde aquí nos unimos a una de las personas más lindas que hemos conocido”, informó entre lágrimas Jorge ‘El Coque’ Muñiz, conductor en ese entonces del programa ‘Nuestra casa’, en el cual colaboraba Mariana.

En entrevista con Rosario Murrieta de ‘Ventaneando’, María, la primogénita de Marina, expresó: “Algo que dice mi abuela, que es muy sabio como ella, dice: ‘El dolor no lo eliges, pero el sufrimiento sí’.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

y)

“Todos pasamos por situaciones de dolor y ese dolor es nuestro y está bien, simplemente es, fue y siempre será. Hacerlo parte de nosotros pero que nos ayude como un impulso para seguir adelante, no identificarnos con el dolor en el pasado, estar muy en el presente y decidir no sufrir”, reflexionó.

“Me gusta quitarle la connotación negativa a las cosas. Es un dolor que nunca voy a dejar de sentir, que ahí está, que es mío pero ya decidí no sufrir”, afirmó la joven.

“Te quitan una parte de ti, claro que es doloroso, pero no hay cosa más natural que la muerte. Es entender que nada dura para siempre, la vida trata de cambios. Y tenemos de dos sopas: o tomar la decisión de identificarnos con ese dolor y quedarnos estancados ahí y justificar todo nuestro malestar, o decir ‘sí, es mi dolor, y voy a honrar a esta persona siendo muy feliz’”, afirmó María.