El edil de San Francisco Altepexi, Pablo Desiderio Miguel se deslindó de las agresiones ocurridas en contra de la regidora de Obras Públicas Maricela Cayetano Aparicio, y dijo que la funcionaria debería denunciar el hecho, pero contra sus verdaderos victimarios y no a su persona.

Además, dijo que procederá legalmente contra la funcionaria por daño moral.

El viernes pasado, la regidora antes referida mencionó que luego de terminar una sesión de cabildo, presuntamente fue subida a la fuerza por cuatro sujetos, a un vehículo, quienes la agredieron y robaron su computadora, asimismo le mencionaron que habían sido enviados por el presidente municipal, Desiderio Miguel.

La regidora interpuso la denuncia correspondiente y subió un video en redes sociales en donde hizo públicos los hechos de los que había sido víctima.

Posteriormente el edil ofreció una entrevista, en la que se deslindó de las agresiones cometidas, pues mencionó que Cayetano Aparicio debería proceder legalmente en contra de sus verdaderos victimarios, de igual manera señaló que él interpondrá una denuncia, pero por daño moral.

El munícipe externó que la regidora desde el inicio de la administración se ha portado muy agresiva con todos, incluso con la síndico municipal, Idalia Secundino Rodríguez, tenía mala relación, sin embargo, ahora se llevan bien.

Señalo que la situación que detonó la mala relación entre los funcionarios fue el despido de dos personas, de nombre Roberto y Rocío, de quienes no dio mayores detalles, por lo que explicó que las bajas fueron a causa del recorte de personal, a quienes ya no se les pudo seguir pagando.

Desiderio Miguel mencionó que ya son varios meses en que no han podido llevar una buena relación laboral, lo cual ha repercutido en discusiones en la mayoría de los cabildos y demás situaciones que han dañado a terceras personas.