Stefanos Tsitsipas, actual número cinco del ranking mundial, ganó este domingo su primer torneo de la categoría Masters 1000 luego de imponerse en la final de Montecarlo al ruso Andrey Rublev (8º), por 6-3, 6-3, en un partido que apenas cruzó la hora y los 11 minutos.

Para el tenista griego de 22 años se trata “la victoria más bonita de su vida” al momento; al terminar, no halló más remedio que arrodillarse sobre la pista de tierra batida para festejar su triunfo.

“Sabía que era un rival correoso y empecé el partido con nervios”, describió el jugador, quien destacó que anteriormente ya había sostenido numerosos enfrentamientos con Rublev.

En Montecarlo, ambos deportistas se vieron las caras por séptima vez, arrojando 4 victorias para Tsitsipás y 3 para el ruso. “Estoy orgulloso por cómo me he comportado sobre la pista”, añadió el finalista en la más reciente edición del Abierto de Acapulco. 

Rublev comenzó con poca inspiración y cedió un break en el segundo juego. Cuando quiso reequilibrar la situación, el mal ya estaba hecho y Tsitsipás defendió tranquilamente sus saques para conseguir el primer set en 32 minutos. 

El segundo set arrancó bajo el mismo tono: el griego le ganó el servicio al ruso para ponerse 2-1, y cerró con un break el último juego.

Stéfanos no desaprovechó ninguna de las bolas de break y nunca sufrió en su saque. Por su parte, Rublev -quien dicho sea de paso disputaba su primera final de Masters 1000 tras eliminar a Rafael Nadal-  no gozó de ninguna bola de break en todo el partido.

Con el de hoy, Tsitsipas suma seis títulos de la ATP, así como el Masters de final de año de 2019 y cuatro torneos ATP 250 (Estocolmo, 2018; Marsella y Estoril, 2019; Marsella, 2020).

Foto: Twitter