Si queremos una mejor sociedad, si aspiramos a una mejor calidad de vida y buscamos mejores ideas, estrategias y mejores organizaciones, tenemos que dar tiempo a las personas creativas para pensar y que ofrezcan diferentes opciones de solución para los problemas que nos aquejan como sociedad.

La creatividad y el proceso de innovación son un estilo de vida, en donde todos los días tenemos que investigar y crear algo nuevo en las diferentes disciplinas del conocimiento, para poder cambiar las cosas en nuestra sociedad, señaló Carlos Dulanto, miembro del Consejo Académico de Vinculación de la Facultad de Publicidad de la UPAEP.

Dijo que con esta forma de pensar diferente pero con sentido y de fomentar la innovación social corporativa, la innovación ciudadana y comenzar a desarrollar las competencias de las personas, se podrá contribuir al cambio social que se busca desde hace tiempo atrás.

Por lo tanto, la economía de la creatividad es la herramienta que nos permite generar la mayor cantidad de ideas de manera multidisciplinaria para todas las áreas del conocimiento en las que interviene el ser humano, señaló Dulanto.

Por su parte, María del Carmen Williams Pellico, Directora de la Facultad de Publicidad de la UPAEP, estableció que la economía de la creatividad o economía naranja está tomando fuerza en las diferentes comunidades y sectores sociales. Y más ahora cuando se le está dando un valor importante a los procesos creativos de las personas, señaló

Agregó que desde hace tiempo la UNESCO reconoce la importancia de la creatividad y como se sabe, en toda sociedad la manera de fortalecerla y de que haya un crecimiento en el tejido social es porque la industria creativa se vaya fortaleciendo en los diferentes rubros, políticos, económicos y sociales y es en donde la creatividad se convierte en el motor de desarrollo de la ciudad.

En México se estima que el 7% del PIB proviene de las industrias creativas y de la publicidad y por cada peso que se invierte en publicidad de acuerdo a un estudio de la AMAP, se generan 17 pesos del producto interno bruto.

Aseguró que en la Facultad de Publicidad de la UPAEP se da mucha fuerza a la creatividad y a que los alumnos se den cuenta de que ellos son ese motor de cambio en la sociedad.