Semana Santa fue sin duda el periodo más concurrido por foráneos en el centro de la ciudad de Atlixco, sobre todo, en la zona del corredor gastronómico y la colonia Cabrera.

La demanda de espacio en los restaurantes y de cajones de estacionamiento en la vía pública fueron una de las constantes.

Las colas de espera para los comercios de venta de alimentos del Centro Histórico eran de al menos 10 personas mientras se desocupadas mesas para no superar el aforo establecido. 

En tanto que los cajones de estacionamiento fueron insuficientes y los turistas empezaron a usar áreas no permitidas, lo que mantuvo a los agentes viales en un constante trajín. 

Cabe señalar que esto es pese a que el parque Colón se encuentra acordonado, no así la Plaza de Armas. Además, la avenida Hidalgo y las escaleras anchas fueron de los puntos más visitados. Al igual que el corredor gastronómico y los viveros en Cabrera.

Lo anterior, a pesar del alto riesgo de contagios y de que en próximos días llegará a este municipio la tercera ola de casos Covid-19.

Turismo municipal calculó un incremento en reservación hotelera y en restaurantes, pero aún no el suficiente.