El próximo 18 de abril se estrena la serie de Luis Miguel y una de  las incógnitas era saber si se abordaría su relación con Aracely Arámbula, con quien tiene dos hijos.

La Chule” ya dio a conocer que no aparecerá en los nuevos capítulos de la serie, esto porque no está de acuerdo con que su imagen sea explotada y que está en su derecho a negarse.

 La serie de Netflix constará de ocho nuevos episodios, donde podremos ver algunos de los momentos más difíciles del famoso.

A través de un comunicado, la actriz dijo que nunca tuvo la intención “de autorizar el uso y explotación de mi imagen como parte de la narrativa biográfica, real y/o ficcionada en la serie intitulada Luis Miguel”.

“Esta es una prerrogativa que todos tenemos y podemos oponernos a su uso, en especial, cuando puede llegar a transgredir la esfera personal y privada de una persona, más aún, cuando no se trata de una etapa de nueva vida profesional a pesar de ser una figura pública”, añadió.

“Con más de dos décadas de trayectoria profesional, el cuidar de mi imagen no ha sido una tarea sencilla y esto debe ser un respaldo y aliciente para todo nuestro gremio, ya que vivimos de ella y de lo que forjamos como resultado de nuestro trabajo”, es el mensaje que mandó la actriz.

En 2005 se vio por primera vez a Aracely Arámbula y Luis Miguel pasear por las calles de Venecia, desatando rumores de una relación sentimental.

Un año después, la pareja esperaba a su primer hijo, Miguel, y dos años después nació su hermano Daniel.

La relación de la pareja fue llamativa e incluso portada de revistas.

Pero los rumores de separación iniciaron. En 2007 Luis Miguel reconoció a Michelle Salas como su hija, producto de su relación con Stephanie Salas.

En julio de 2008 un diario mexicano publicó que el cantante había impuesto un contrato a Aracely, en el que se decía que prometía a su novia pagarle 50 mil dólares mensuales por cada hijo que tuvieran y también se dictaba que tendrían tres descendientes juntos.

La actriz desmintió la información. En 2009 se informó que concluyó el romance, pero sin confirmación oficial de ellos.

Con el paso del tiempo llegaron más problemas para Luis Miguel, ya que su expareja lo acusó de no pasar tiempo con sus hijos y de no pagar su manutención.