El presidente Andrés Manuel López Obrador realizó este sábado una visita sorpresa, sin avisarle siquiera al gobernador Luis Miguel Barbosa, a la comunidad de Ayoxuxtla, Puebla, donde en 1911 se firmó el Plan de Ayala, en el marco del aniversario luctuoso de la muerte del Caudillo del Sur, Emiliano Zapata, hace 102 años.

“Visitamos con mucha discreción por la pandemia y la veda, Ayoxuxtla, Puebla,”, se lee en la cuenta de Twitter del presidente de la República, en la que sale acompañado por autoridades de esta junta auxiliar del municipio de Huehuetlán El Chico, en la mixteca poblana.

Estamos abandonados, hay muchas obras y cosas que nos hacen falta, le dijo Margarito Araujo, presidente auxiliar al presidente de la República, al agradecer su visita y pedirle que intervenga para que Ayoxuxtla, tenga un lugar en la historia y los libros de texto.

También le solicitó su ayuda para que lleguen las vacunas contra el coronavirus o COVID-19 porque no nos ha llegado ni la primera dosis, le dijo.

La visita sorpresa de López Obrador se dio a una casa que hoy es un Museo en memoria de Emiliano Zapata, pero que antes fue un jacal con techo de palma, donde se reunieron los líderes agraristas de la Revolución Mexicana para firmar el Plan de Ayala, por el que se desconoció a Francisco I. Madero como presidente y se demandó el derecho de los campesinos a la tierra. 

“Estamos recordando a un gran dirigente que luego fue traicionado por Guajardo que lo invita a comer a la Hacienda de Chinameca y al entrar le dispararon por la espalda de manera cobarde, a este gran dirigente agrarista que nunca vamos a olvidar”, destacó AMLO en un video de redes sociales.

En su mensaje, el presidente dijo que 102 años del asesinato de Emiliano Zapata su gobierno y él lo recuerdan con tristeza, rindiéndole un homenaje… Es importante estar aquí en Ayoxuxtla porque aquí el 28 de noviembre de 1911 firmó el Plan de Ayala. ¿Por qué lo firmó aquí?, preguntó el mandatario y él mismo respondió: Porque ya tenía diferencias con Madero, que yo lamento mucho, con el presidente Madero que era un hombre bueno con ideales, una buena persona, pero desgraciadamente por las intrigas se rompió la amistad”, explicó AMLO.