El Ayuntamiento de Puebla analizará un esquema para las inspecciones a negocios en materia de Protección Civil que termine con los abusos y actos de corrupción de funcionarios a cargo de las revisiones.

Este viernes iniciaron las reuniones de trabajo entre regidores y empresarios para aportar a las modificaciones al reglamento de Protección Civil, que también mejorará el desarrollo de eventos masivos, protocolos ante hechos de emergencia y las sanciones a quienes violen los lineamientos.

Olga Méndez, dirigente de la Canirac de Puebla aportó que se tiene que regular los términos y condiciones de cada trámite porque “a veces los funcionarios piden liberar o un dictamen o una constancia” confundiendo a los dueños de los comercios.

En su propuesta planteó que tengan vigencia de dos a tres años los permisos que se integran en la carpeta de Protección Civil y que se aumenten las sanciones para los comerciantes ambulantes, pues representan una competencia desleal.

El líder de la Asociación de Centro Comerciales de Puebla (Acecop), Andrés de la Luz Espinosa agregó que un representante de la iniciativa privada esté representado en la Comisión de Protección Civil.

Marco Antonio Prósperi Calderón, líder de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (CANACO) propuso que los empresarios conozcan el padrón de supervisores, tiempos de revisión y que se refuercen los elementos para identificar a los servidores públicos.

Además, solicitó una línea telefónica para denunciar actos de corrupción, un área de seguimiento a las quejas y sanciones y un órgano interno que integre a empresarios.

Por su parte, el presidente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico de Puebla, José Juan Ayala Vázquez, urgió una mejora regulatoria, pues dijo que por burocracia se han detenido proyectos de los empresarios.

El regidor del PAN, Enrique Guevara, señaló que habrá más reuniones para atender y adecuar los nuevos lineamientos antes que seas abordados en comisiones y en el propio Cabildo.

Finalmente, la regidora de Morena, Libertad Aguirre Junco señaló que el gobierno no “quiere sangrar” a los empresarios sino que se cumpla con la ley y dijo que la administración municipal está en disposición de escuchar sugerencias para reactivar la economía en Puebla  a mediano plazo.