El Club América terminó por llevarse un triunfo por 1-2 sobre el Olimpia de Honduras, rival que complicó el resultado en favor de los azulcremas en los últimos minutos debido a una anotación en la ida de los octavos de final de la Concacaf Liga de Campeones.

Desde los primeros instantes los dirigidos por Santiago Solari tuvieron que mostrarse pacientes ante el exceso de faltas que cometió el equipo centroamericano, señal de la rivalidad existente entre estos clubes y de que las Águilas no eran bienvenidas en ese terrotorio.

El cuadro mexicano tuvo que plantearse un juego sufrido, especialmente en el centro del campo y por el costado derecho, el cual se vio con pocos desbordes por parte de Jorge Sánchez. El elemento emplumado más desequilibrante fue Mauro Lainez, quien intentó desbordar por el costado izquierdo, pero no encontró ocasión clara para sus compañeros.

América encontró el premio en una jugada que nació en los pies de Guillermo Ochoa. Desde el costado izquierdo y con apenas cuatro toques, Lainez se encargó de hacer un recorte a Maylor Núñez y posteriormente envió un centro picado que le dio toda la ventaja a Federico Viñas, quien con un cabezazo abrió el marcador al minuto 41.

Previo al cierre de la primera mitad, las Águilas encontraron el segundo tanto ante la desconcentración del rival centroamericano. Sergio Díaz tuvo un mal control y provocó que la defensa quedara mal posicionada. Ante el espacio generado, el volante remató con potencia y vio incrustarse la pelota en la red al 45’, lo que significó su primer gol con la casaca americanista en los siete meses que lleva en México.

El segundo tiempo derivó en muchos errores por parte de ambas escuadras con pases errados, pocas llegadas al área rival y una lucha constante por dominar el medio campo en un terreno que terminó por encapsularse, además del juego cortado por el exceso de faltas cometidas hacia ambas plantillas.

América dio la impresión de que condujo a buen puerto el compromiso de ida, pero en un exceso de confianza dieron espacios al rival que alcanzó a reaccionar en los últimos momentos.

A sólo un minuto de cumplir los 90 de tiempo corrido, la defensa del América falló. Michaell Chirinos remató dentro del área y el rebote benefició a Arboleda, quien conectó de cabeza y cruzó de buena forma a Ochoa para darle esperanza al equipo local.

El conjunto mexicano recibirá al Olimpia el próximo 14 de abril en la cancha del Estadio Azteca, con la obligación de concretar la obra y asegurar un sitio entre los mejores ocho de la competencia regional.

Foto: Twitter