Ubicadas en la Sierra Norte del estado de Puebla, las grutas Karmidas del municipio de Zapotitlán son un centro turístico afectado por la pandemia del Covid-19 ya que ha tenido que adaptarse a la “nueva normalidad”.

Las Grutas Karmidas se han convertido en patrimonio natural para el municipio de Zapotitlán de Méndez y son reconocidas a nivel nacional por los salones: Diamantes, Blanco, Laguna Encantada, De los recuerdos y Del silencio que rodean a la bóveda principal.

En el interior de las Grutas Karmidas se puede ver correr un pequeño arroyo cuya profundidad es de apenas medio metro, así como el mayor atractivo que son las formaciones de estalactitas, estalagmitas y estalagnatos.

A causa de la pandemia del Covid-19 tuvieron que cerrar sus puertas por casi un año, lo que trajo un impacto negativo en la economía de quienes dependen del turismo en el municipio.

En entrevista para e-consulta, Ernesto Karmidas Manzano, apoderado legal del centro turístico, dio a conocer que por el periodo vacacional de semana santa se les permitió reabrir, esto después de un año de cierre; no obstante, las expectativas de afluencia fueron bajas y por lo tanto el impacto económico para el municipio, también.

“Creo yo que la economía se ha afectado en más de un 50%. Afecta de una manera muy directa porque, prácticamente, el motor principal del turismo de Zapotitlán es la gruta, entonces, al estar cerrada, no tenemos realmente visitantes”.

 Creemos que únicamente llegó un 30 o 40% de visitantes, porque se acaba de hacer la apertura con permiso del Ayuntamiento municipal”, señaló.

Destacó que se les dio la autorización para reabrir el centro turístico, ya que es una de las principales fuentes de inversión del municipio y del que varias familias obtienen su sustento para llevar alimento a sus hogares. Con la reapertura, varios empleados podrán laborar respetando las medidas de sanidad que se requieren.

Ernesto Karmidas precisó que, para cuidar la salud de sus visitantes, los empleados han tomado medidas para evitar contagios de Covid-19. “Estamos trabajando del 20 a 25% de afluencia. En cada servicio se permite el acceso a 5 personas, con un guía y un tiempo de 15 minutos entre grupo, precisamente para que no se interfieran en el recorrido que es aproximadamente de una hora a una hora y media. Aquí lo más importante es que tenemos todas las medidas de sanidad, como es el uso de gel antibacterial, sanitizante, todo lo que requiere para prevención. Obligatorio el cubrebocas”, explicó.