El Ayuntamiento de Puebla dio de baja en marzo a cinco elementos del departamento de Vía Pública; cinco por “pérdida de confianza”  informó el director de Desarrollo Político de la Secretaría de Gobernación (Segom), Jesús Duque Visconti.

Durante la sesión en la Comisión de Gobernación y Justicia, el funcionario municipal informó que a los regidores que se quedaron con 34 inspectores en toda la ciudad para atender las acciones de regulación al comercio informal pues además otros dos elementos fallecieron por Covid-19 y otros cinco son población de riesgo y permanecen en sus casas.

Asimismo, agregó que con 67.6% de inspectores están regulando la actividad de los ambulantes en las calles del Centro Histórico.

La vigilancia permanente es en: la calle 16 de Septiembre -desde la 25 Poniente hasta la 18 Poniente;  calle 5 de Mayo,  Avenida Reforma, 2 Sur, El Carolino, Los Portales, El Callejón de Los Sapos, Callejón John Lennon y la calle 2 Norte.

“Se rodea el corazón de la ciudad y esto se hace para inhibir al comercio semi-fijo y ambulante”, comentó.

El funcionario dijo que las actividades más comunes de la informalidad son de personas que vienen del interior del estado o de otras entidades a vender sus productos de temporada en las calles.

Regularmente comentó que venden café, vainilla, frutas, artesanías, entre otros y hasta citó el caso de Josefina, una mujer que viene a Puebla desde Querétaro para vender sus muñecas de trapo que ella misma confecciona. 

“El que no estemos presentes genera que se instalen varios comerciantes tanto foráneos como locales”

En marzo, reportó que la ciudadanía pidió el retiro de ambulantes: 22 por escrito, 49 vía telefónica y 72 en redes sociales. Dos inspectores hicieron equipo para atender los reportes.