Demi Lovato abrió su corazón en el documental Dancing with the Devil de YouTube en donde ha hecho fuertes revelaciones, como las drogas que tomó el día sufrió una sobredosis.

La cantante estadounidense tuvo un intenso romance con el actor que desembocó en un fugaz compromiso matrimonial.

La estrella habló de su romance y breve compromiso matrimonial con el actor Max Ehrich, el cual usó para engañar al mundo, e incluso a ella misma, de que se encontraba mucho mejor.

El compromiso tuvo lugar el año pasado y solo duró dos meses, en conversación con la revista Entertainment Weekly, la intérprete de 28 años hizo referencia a su intensa pero fugaz historia de amor con el artista.

“Realmente me engañé a mí misma, porque era lo más seguro y esperado. Obviamente, me quería profundamente la persona (Max), pero había algo dentro de mí que decía: ‘Tengo que demostrarle al mundo que estoy bien’. Ahora que no estoy comprometida o casada y estoy bien, pienso, ‘Guau. ¿No es eso mucho más empoderador?’ No es esta falsa sensación de seguridad”, expresó la intérprete en la entrevista.

Según lo dicho por la cantante, el anillo de compromiso fue la ilusión de una buena relación un poco más “real”, pues hacía parecer al mundo que era una persona más estable.

Pero con el paso del tiempo la famosa dijo que se dijo cuenta que sólo eran apariencias y no era como realmente se sentía.

“Además, el tamaño de ese anillo lo hizo realmente real. En el segundo en que lo me lo quité, pensé: ‘¿Sabes qué? Estoy bien. No necesito eso’ Simplemente no necesito un objeto en mi dedo para hacerme sentir como si tuviera mi mierda en orden. Parece estabilidad, pero no significa que lo sea”, dijo.

En julio del año pasado Demi y Max anunciaron su compromiso en una romántica petición; pero en septiembre se informó que la relación llegó a su fin.