Durante su conferencia mañanera, el titular del Ejecutivo federal, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que no se castigó al ex gobernador de Puebla, Mario Marín Torres por su persecución en contra de la periodista Lydia Cacho, porque fue cómplice del fraude electoral que le arrebato la presidencia de la República en 2006.  

“A cada secretario le asignaron un estado, con todo el presupuesto. Por eso no castigaron al que estaba de gobernador de Puebla, (Mario) Marín. No lo castigaron porque les ayudó en el fraude del 2006”, aseguró.   

De cara a la elección de 6 de junio, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que ahora existe una estrategia política en contra de su gobierno para que el Movimiento de Regeneración Nacional no logre una mayoría en la Cámara de Diputados.  

“Se han agrupado con ese propósito”, afirmó.  

El primer mandatario, consideró que la resolución del INE para regular a los diputados plurinominales con la finalidad de evitar una sobrerrepresentación en la Cámara de Diputados, la debe resolver el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).  

Insistió que quienes lo atacan quieren de regreso al antiguo régimen para recuperar sus privilegios y componendas que recibían en el pasado.  

“Siempre que hay una transformación los conservadores se agrupan por mantener el status quo, que no cambien las cosas”, señaló.  

Confió que no se inscriba la decisión del INE de modificar las reglas de los plurinominales para que su movimiento no tenga la mayoría en la Cámara de Diputados.