Con la participación de 35 voluntarios, en la planta de Cemex en Puebla se reforestó una porción del área de canteras en desuso, con el propósito de rehabilitarla para volverla fértil y así evitar su erosión.

Esta reforestación es la segunda etapa de un proyecto que comenzó la empresa Cemex hace tres años. Ahora se reforestó un cuarto de hectárea, dando un total de media hectárea rehabilitada.

Los voluntarios sembraron 231 árboles frutales para favorecer la producción de oxígeno, tener mayor captación y retención de agua en acuíferos y mejorar el hábitat de la fauna silvestre endémica de la región.

Este huerto de frutales orgánicos abastecerá los ingredientes para elaborar el tradicional y delicioso platillo poblano, los chiles en nogada. Pronto se recolectará granada, pera, manzana, nuez de castilla y durazno.

Estas reforestaciones, además de ofrecer frutos, restauran el suelo de la cantera, ayudan a la captación de CO2 y la retención de agua.

El voluntariado tiene el propósito de reforestar cada determinado tiempo un cuarto de hectárea del área de canteras, acción que refleja el compromiso de Cemex con el medio ambiente.