El 24 de julio de 2018 Demi Lovato fue trasladada de emergencia al hospital luego de ser hallada inconsciente en su cuarto por una sobredosis de drogas.

En el documental “Demi Lovato: Dancing with the Devil”, la famosa relató qué drogas consumió que la tuvieron al borde de la muerte.

Demi se encontraba en su residencia de Hollywood y tenía una cita médica. Su asistente tocó un par de ocasiones a su puerta y al no obtener respuesta entro, encontrando a Demi inconsciente.

“Me tomé una botella de vino aquella noche y no habían pasado ni 30 minutos cuando ya había llamado a alguien que sabía que tenía drogas. Nunca había tomado metanfetaminas antes, y esa noche las probé. Lo mezclé con éxtasis, cocaína, marihuana, alcohol y Oxicodona. Solo eso ya tendría que haberme matado”, reveló la artista en el documental.

Antes del estreno de la producción, los adelantos ya había causado revuelo: Demi reveló que fu víctima de violación cuando era una chica Disney.

“Ha sido algo liberador y empoderador. Y de verdad que me ha ayudado a disolver toda esa rabia que tenía dentro. Tenía que alejarme de esa rabia antes de hacerlo, pero creo que el documental ha hecho que lo poco que quedaba desapareciera por completo. Ahora pienso: 'Ok, ya puedo empezar a sanarme'”, dijo Demi a la revista People.