Locatarios inconformes con la demolición del Mercado de Amalucan amagaron con realizar todos los días protestas en las principales calles de Puebla y hasta cerrar la autopista México-Puebla.

Por segundo día consecutivo, los comerciantes protestaron para pedir a las autoridades que se cancele el proyecto que supera los  60 millones de pesos.

Al grito “No a la demolición”, “Se ve se siente, Amalucan está presente”, “Puebla escucha, Amalucan está en lucha” y “No nos vamos a salir”, los comerciantes advirtieron que no dejarán que se realicen los trabajos preliminares de la Sedatu y el Ayuntamiento de Puebla.

El pasado 22 de marzo, una comitiva de comerciantes del Mercado de Amalucan llegó a Palacio Nacional a primera hora para protestar contra las obras de remodelación de este centro de abasto.

Este martes, los locatarios también escribieron consignas en sus cárteles en contra de la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco y la encargada de despacho de la Secretaría de Gobernación, Catalina Pérez Osorio, quien ayer aseguró que se escuchan las demandas del grupo al que calificó de “minoritario”.

“Catalina, mientes” y “Basta de mentiras, Catalina”, decían algunas de las pancartas en alusión a la funcionaria municipal.

Los comerciantes caminaron del centro de abasto de Amalucan a Casa Aguayo, donde pidieron sean escuchados.

Hay quejas ante la CDH

Por separado, Ana Lucía Hill Mayoral, secretaria de Gobernación estatal declaró que los locatarios de Amalucan que fueron detenidos -en la primera semana de marzo- por policías municipales ya fueron denunciados ante la Comisión de Derechos Humanos (CDH) de Puebla.

Recordó que posterior a la detención de cuatro de ellos, donde se violaron las garantías de una mujer, se reunió con ellos para atender sus inquietudes, pero dijo que deberá ser el gobierno municipal con el que se haga un acuerdo.