No voy a empezar ninguna redada ni lucha generalizada contra los mototaxis”, sentenció el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, tras condenar el fallecimiento de tres personas en uno de esos vehículos, en la junta auxiliar de La Resurrección del municipio Puebla.

Cuestionado sobre el accidente del fin de semana, el mandatario dijo que atenderán el caso conforme a la ley.

Agregó que los mototaxis son un cáncer de gobiernos panistas, que los crearon para formar grupos clientelares en muchos municipios, para el control social y político.

En el caso de La Resurrección dijo que tiene identificados a los que mueven las unidades y a quienes las construyen.

También dijo que la administración estatal sabe quiénes expiden los permisos de circulación y, sin decir nombres directamente, agregó que “son dos familiares” de la zona, pero  “no van a permitir que esto siga ocurriendo”.

Actualmente dijo que es un asunto de control social y político, pero en el que se prevén índices de violencia, hasta con machetazos, por lo que pronto su administración “estará actuando” para solucionarlo.

El sábado 13 de marzo, Guadalupe y la pequeña de 4 años, Yamileth, viajaban a bordo del mototaxi en las inmediaciones de la colonia Tilostoc, en la junta auxiliar de La Resurrección, cuando el conductor aparentemente se quedó sin frenos y terminó estrellándose contra una barda de una casa.

e-consulta dio a conocer que desde el 2020, concesionarios y vecinos de la Resurrección pidieron a las Secretarías de Movilidad Municipal, así como Estatal retirar a los mototaxis, por representar un riesgo a los pajeros; pero sus peticiones fueron ignoradas.