Muchos recuerdan las fotos del subsecretario de Salud Hugo López Gatell en sus vacaciones, ya que fue captado sin cubrebocas y después se mencionó que estaba en la playa comiendo, por ello no estaba cubierto.

La polémica está en el uso del cubrebocas en lugares públicos al momento de comer, algo que sobra decir no se puede utilizar.

Al igual que López Gatell, hay un video compartido en donde se ve a los trabajadores de Tv Azteca en una cena muy alegres sin cubrebocas.

Ahora investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN)  crearon una mascarilla nasal única en su tipo para ofrecer protección contra contagios de Covid-19.

Este nuevo protector se informa es útil durante actividades cotidianas que requieren el retiro de los cubrebocas tradicionales, como comer, beber o estar en consultas odontológicas.

El científico de la Escuela Superior de Medicina (ESM) y coordinador del proyecto, Gustavo Acosta Altamirano, indicó que debido a que está comprobado que el cubrebocas reduce el riesgo de infección del coronavirus, el desarrollo de la mascarilla nasal Mask Eating surgió como una necesidad de contar con mayores elementos de protección sanitaria.

La mascarilla se adapta fácilmente a la anatomía de todas las personas y puede colocarse abajo del cubrebocas, ya que no pretende sustituirlo, detalló.

“De esa forma, se podrá contar con mayor protección, sobre todo cuando es difícil mantener sana distancia (en restaurantes, vuelos de larga duración o citas odontológicas)”, informó el especialista.

El Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) otorgó a los investigadores el registro como Modelo de Utilidad con el expediente MX/E/2021/010797.