Este 8 de Marzo, poco después de las 14:00 horas contingentes feministas partieron del Monumento a la Revolución hacia el Zócalo capitalino de la Ciudad de México; a su paso exigieron al presidente Andrés Manuel López Obrador romper el pacto patriarcal.

Frente a Palacio Nacional lograron derribar algunas de las vallas que protegían Palacio Nacional, sin embargo, policías dispersaron a las manifestantes con gases.

Fotografías y videos en redes sociales generaron confusión al captar a hombres en la azotea de Palacio Nacional, a quienes se les ve portando un objeto similar a un arma de fuego, incluso usuarios llegaron a comparar el momento con el Movimiento de 1968 o que se trataba de francotiradores. 

El vocero de Presidencia, Jesús Ramírez, dijo que las personas que se encontraban en los techos durante la protesta en el Zócalo capitalino en conmemoración del Día Internacional de la Mujer tenían en las manos dispositvos anti drones, y que no hay personas armadas.

"Recuerda que no se puede volar drones sobre Palacio Nacional", dijo el vocero.

Señaló que no hubo gente armada en los techos y que se ordenó que el personal anti drones se retirara; autoridades capitalinas consultadas por El Universal confirmaron que las fotografías en las que se ven a hombres en el techo de Palacio Nacional corresponden al momento de la marcha del 8M.

Aclararon que se trata de personal encargado del resguardo y que portan un rifle para derribar drones, el cual al apuntar hacia el drone con la mira telescópica, “dispara un rayo invisible que neutraliza los sensores del dron", dijeron.

Las movilizaciones se realizaron en medio de un fuerte operativo de seguridad; pese a los muros y cierres de accesos al Zócalo las colectivas y agrupaciones arribaron a la explanada, donde hubo enfrentamientos con mujeres policías que han dejado, hasta ahora, 36 uniformadas y 12 civiles heridas.

En Paseo de la Reforma y avenida Juárez se sumaron más policías, muchas con extintores.

El grupo de mujeres que se reunió en el Monumento a la Revolución logró romper las vallas de madera que protegían el recinto al grito de “¡Fuimos todas!”.

El primer contingente, conformado por unas 20 mujeres, salió del Monumento a la Revolución poco después de la 1:30 de la tarde resguardado por cientos de policías.

El segundo grupo de manifestantes rompió vidrios e hizo algunas pintas en los cruces de Av. de la República y Paseo de la Reforma. Las mujeres policías sólo observaron.

En la manifestación también hay familiares de víctimas de feminicidio que exigen justicia a las autoridades capitalinas.

A la altura de Bellas Artes, en la Antimonumenta, las manifestantes colocaron la frase: México Feminicida y avanzaron hacia la calle 5 de Mayo.

Con informaciòn de El Universal y Animal Político