Aunque las próximas obras de remodelación del gobierno federal y municipal en el Zócalo de Puebla han desatado polémica, la plaza ha sido el escenario para que distintos políticos expongan logros de sus administraciones.

Los 77 millones de pesos que se invertirán en un año electoral en el que la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco busca la reelección y que tiene limitantes por las restricciones de la pandemia, tienen como antecedentes otras intervenciones.

Desde hace al menos 12 años, alcaldes, gobiernos estatales y federales han realizado proyectos, programas y obras que se centran en el espacio público principal de la ciudad.

En una revisión a las intervenciones al Zócalo en este periodo, se identificaron remodelaciones, instalación de estructuras, promoción de nuevos servicios públicos e implementación de nuevas políticas.

Blanca Alcalá Ruiz

En orden cronológico resalta que en julio de 2009, la entonces alcaldesa Blanca Alcalá Ruiz inauguró una escultura metálica en honor a Ángeles Espinoza Yglesias.

El proyecto formó parte de los trabajos para comunicar al Zócalo con otros puntos del Centro Histórico mediante la delimitación de sendas.

A casi 12 años de ese proyecto, la nueva remodelación podría incluir el retiro de la pieza para la colocación de espejos de agua, según se ha adelantado en los detalles del proyecto.

En la gestión de la priísta también fue polémico la falta de mantenimiento a la plaza, luego de la muerte de una menor en 2009, a causa de una rama que se quebró en un día de fuertes lluvias.

Rivera Pérez y el morenovallismo

El sucesor de Alcalá Ruiz, Eduardo Rivera Pérez, también centró en el Zócalo parte de su trabajo en el primer cuadro de la ciudad.

Entre sus acciones destacó en 2012 la aprobación de una norma  para regular a los 40 locales que rodean la plaza para que se respetaran espacios peatonales y se evitaran daños a la infraestructura y la contaminación visual.

Un año después Rivera Pérez también inauguró en el Zócalo la primera estación para el servicio de bicicletas públicas que, a la larga, cambió de proveedor y desaparició.

Durante la gestión del panista, en la plaza también se colocó una estructura metálica interactiva que buscó sensibilizar a la ciudadanía sobre la contaminación del Río Atoyac.

El proyecto, sin embargo, corrió a cargo de la administración estatal de Rafael Moreno Valle Rosas y al paso de los meses se dejó abandonada, hasta su retiro.

Gobierno federal y Luis Banck

Para agosto de 2015 el Zócalo de Puebla fue uno de los puntos elegidos por el gobierno federal de Enrique Peña Nieto para la colocación de las letras para la promoción turística.

Un año después, quien aplicó políticas públicas polémicas fue el edil sustituto Luis Banck Serrato al aplicar la primera prohibición de shows de payasos.

Durante la administración del panista también resaltó en 2017 la tala de ocho árboles del Zócalo que, según un diagnóstico, estaban muertos y representaban un riesgo.