Las trabajadoras del gobierno de Puebla están en su derecho de sumarse a las protestas y el paro laboral del 9 de marzo por el Día Internacional de la Mujer, dijo el gobernador Miguel Barbosa Huerta; en tanto que Claudia Rivera Vivanco, presidenta municipal de Puebla, garantiza libre tránsito a quienes realicen movilizaciones ese día.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, en Puebla el lunes a las 16 horas partirá una marcha de la Fiscalía General del Estado, seguirá por el bulevar 5 de mayo y continuará hacia el Ministerio Público de Delitos Sexuales para finalmente llegar al Congreso local.

De acuerdo con los convocantes, el orden de los contingentes será el siguiente: familiares de víctimas al frente; les siguen personas con sillas de ruedas, mamás con carriolas, mamás con niños, menores de 12 años y, después, las mujeres en general.

Aunque Barbosa dijo que no ha habido difusión generalizada sobre el paro de labores, aclaró que en Puebla habrá respeto a las acciones que desarrollen las feministas, como la manifestación del 8 de marzo y paro de labores el 9.

“Ojalá que vayan todas y ojalá que nadie trabaje, creo que así está mejor, para que nadie diga que se impide la libre manifestación, cacerolazo el 8 y paro el 9, porque van a estar cansadas del cacerolazo. Absolutamente respetamos la decisión de cada integrante del gobierno asuma y la apoyamos”, afirmó el gobernador.

La alcaldesa Claudia Rivera aseguró que “siempre respetaremos esa libertad de manifestarse y nos toca garantizar también su libre tránsito, su tránsito seguro”, comentó.

La encargada en el municipio de la Secretaría de Igualdad Sustantiva de Género, Vianeth Rojas Arenas, señaló que hasta ahora no tiene conocimiento de alguna convocatoria para suspender labores en la que vayan a participar trabajadoras del municipio.

Sexo por renta

Vianeth Rojas Arenas dijo que a partir de la pandemia de Covid-19 han surgido nuevas formas de violencia contra las mujeres, como que los caseros acosan y hasta “están pidiendo favores sexuales” a cambio de la renta, ante la falta de recursos por la crisis económica.

Están pidiendo favores sexuales para no correrlas (…) porque no pueden pagar porque se están perdiendo los empleos”, dijo.

Silvia Jaime Hernández, directora del Sistema Municipal DIF, señaló que la pandemia también aumentó la violencia familiar en un 30 por ciento.

“De hecho en el refugio temporal de atención actualmente tenemos tres mujeres con sus hijas e hijos y antes, había períodos largos donde no habíamos tenido ocupación”, sentenció.