El gobernador Miguel Barbosa Huerta minimizó la extinción de la bancada del Partido Encuentro Social (PES) en el Congreso de Puebla, luego de que su única legisladora, Mónica Lara Chávez, se pasara al Partido del Trabajo.

También consideró que hay un “alineamiento natural” de los legisladores porque buscan a otro partido político que “mejor les convenga”.

Después de ser cuestionado si el diputado federal Fernando Manzanilla Prieto y el PES perdieron representación en Puebla, el mandatario dijo que nunca hubo tal liderazgo.

Fernando Manzanilla nunca tuvo representación y si hablamos del PES pues tampoco la tuvo”, contestó.

También dijo que “todos los legisladores que aparecían con esas siglas eran gente de la coalición Juntos Haremos Historia, pero no eran del PES”.

No veo en la desaparición de esa bancada nada político, porque nunca formaron parte de ella, ni bajo el liderazgo de Manzanilla, ni bajo la pertenencia al partido PES, que perdió su registro nacional y local y que ahora reaparece disfrazado con otras siglas”, destacó.

Celebra determinación de AMLO

Por otra parte, el gobernador Miguel Barbosa Huerta celebró el anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador de brindar protección a aspirantes amenazados por el crimen organizado.

Asimismo, reiteró que en Puebla se blindará el proceso electoral de la delincuencia que ha afectado la paz y seguridad de la población.

Hizo un exhorto a la sociedad en general, medios de comunicación y a los partidos políticos para denunciar posibles vínculos entre aspirantes a elección popular con la delincuencia.

Sobre el crimen organizado comentó que conocen a los “personeros y prestanombres” de las organizaciones delictivas. “Lo denunciaremos”, sentenció.

Mientras, dijo que los servidores públicos que busquen la reelección deben distinguir y separar su participación de los comicios sin involucrar o tomar posiciones con su cargo en la función pública, pues de lo contrario advirtió problemas.