Cuatro familias inconformes con la impunidad de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Chiapas iniciaron una caravana nacional contra feminicidios, desde esta entidad.

Luego de más de tres días de camino, entre el azotador frío y calor, los familiares de víctimas de asesinato por razón de género llegaron a Puebla caminando así como en auto por las carreteras de Tehuacán, la capital y San Martín Texmelucan.

La demanda de justicia son para las víctimas Karla Yessenia Gómez Nájera, Jade Guadalupe Yuing Gómez, Lissette Paulina Gómez Zenteno y Sandra Domínguez. 

“Con lo que estamos haciendo no las vamos a revivir, no, pero por lo menos vamos hacer que paguen los asesinos que les arrebataron la vida a nuestras hijas y ellas puedan descansar en paz”, declaró Maricruz Nájera, madre de Yessenia Gómez Nájera.

Las madres de las víctimas se dirigen a la Ciudad de México en búsqueda del diálogo directo con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pues aseguran que es su última instancia para alcanzar la justicia.

“Nosotros como madres queremos aliviar nuestro dolor, porque no se imaginan el dolor que se siente cuando te arrebatan la vida de la hija. Hoy en día nos estamos muriendo lentamente. Queremos que López Obrador nos escuche, llegamos a Palacio Nacional para que él mismo nos reciba”, comentó.

Las mujeres hicieron el reclamo de justicia en Casa Aguayo, sede del gobierno de Luis Miguel Barbosa Huerta, sin embargo, policías estatales intentaron censurar la protesta al solicitar que las lonas con los nombres y fotos de las víctimas no se colocaran en las vallas que impiden el paso al inmueble público. 

Maricruz Nájera respondió que cuando se aborda  el tema de feminicidios “nadie los va recibir con gusto”, pero que nada las detendrá para que demanden justicia

“Nos dijeron (los policías) que para hacer una manifestación teníamos que pedir permiso, pero yo creo que para estas manifestación no estamos para pedir permiso, sino para hacer justicia”, dijo al recordar que su movimiento es pacífica.

Adriana Gómez, madre de Jade Guadalupe Yuing Gómez, acusó que hay corrupción con las autoridades de justicia para atender los asesinatos de mujeres en Chiapas y que en el caso de su hija, lo quieren tratar como “suicidio”

En 2020, de acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), hay un registro de 49 crímenes que son investigados como feminicidios en Chiapas.

Los asesinatos

El 4 de julio de 2018, Karla Yesenia Gómez Velasco fue desaparecida y después apareció asesinada con huellas de violencia.

Jade Guadalupe Yuing Gómez fue hallada sin vida al interior del Instituto del Deporte (Indeporte) de Chiapas el 14 de enero de 2020. La familia denuncia irregularidades en la investigación y que no hay “un teatrito” para decir que hubo un accidente, luego un suicidio, pese a las huellas de violencia

El caso de Lissette Paulina Gómez Zenteno, asesinada el 21 de diciembre de 2019, por presuntamente su pareja, aunque quieren pasa el caso como feminicidio.

Los familiares de las víctimas informaron que hacen una campaña de recolección de recursos económicos para esta caravana y que además se sumarán a las protestas del 8 de marzo en la Ciudad de México, en el que se conmemora el Día Internacional de la Mujer.